lunes, 15 de enero de 2018

Reseña: Vampire Kisses 3

Esta reseña fue publicada el 20 de julio del 2010

Vampire Kisses 3 “Vampireville”
Ellen Schreider
2010
Nabla Ediciones
Argumento:Para la chica gótica Raven, citarse con el novio de sus sueños es complicado, en especial porque el secreto de Alexander implica que sólo pueden verse de noche… Y ahora tienen que extremar las precauciones, ya que el archienemigo de Alexander, Jagger, merodea por la ciudad. Para colmo de males, aparece la exquisita y pálida hermana de Jagger, Luna, poniendo sus ojos en Trevor, el eterno rival de Raven.
Raven y Alexander se ven obligados a iniciar la siniestra búsqueda del escondite secreto de Jagger y Luna. ¿Podrán arrojarlos del pueblo antes de que Dullsville se vea amenazado eternamente por estos peligrosos seres del Inframundo?
“Los seguidores de la serie descubrirán miles de escalofríos, risas y sustos en esta tercera entrega”.
–VOYA (Voice of Youth Advocates)

“Cada novela de Ellen Schreiber es una delicia, desde el principio hasta el final”.
–The Magazine of Fantasy & Science Fiction

Reseña “Spoiler”: Tras el intenso final de Vampire Kisses II la vida continúa para Raven y Alexander.
El regreso de los gemelos a la vida de Alexander trastorna más de lo habitual a la pareja. Luna parece haberse encaprichado de Trevor, lo quiere trasformar en vampiro, en su amor para toda la eternidad y Raven –a pesar de cuanto deteste a Trevor- tiene que evitar que sea mordido.
Para alivio de la chica descubre que Trevor, de momento, no ha sido mordido. Sin embargo no asiste al instituto y eso le inquieta. Así pues tiene que encontrar una manera para entrar en casa de Trevor y asegurarse de que no se haya trasformado en vampiro. El ingenio de Raven se pone a prueba otra vez y se inventa excusas cada cual más ingeniosas para asegurarse de que esté bien. No obstante, no está tan a salvo como cree ya que Luna –la gemela de Jagger- no deja de hacerle visitas.
Mientras, por la noche, Alexander y Raven apartan el cariño que sienten el uno por el otro, los momentos dichosos y los sustituyen por la búsqueda los ataúdes de Jagger y Luna.
Sin embargo la situación se complica. A Trevor le ciega la admiración que sienten Jagger y Luna por él, hinchan su ego, lo han vuelto más orgulloso y se niega a creer todo cuanto le dice Raven. Y a pesar de que él nunca ha sentido pasión por los cementerios, accede al deseo de Luna de hacer una gran fiesta en el cementerio a la que asisten muchos alumnos. Ignorante de él no sabe que Luna lo quiere trasformar en su amor para toda la eternidad, ¿lo logrará? ¿Podrá Alexander y Raven frustrar sus planes?
Esta tercera parte, al igual que las anteriores, tiene momentos muy, muy graciosos. Uno de ellos es cuando Raven le entrega a Trevor pastillas de ajo. Si las toma estará protegido de Luna o de su tétrico hermano, pero ¿cómo va a tomar esas asquerosas pastillas y asustar de ese modo a su novia? Para ello, Raven, ingeniosa como siempre, se inventa que tales pastillas en realidad son un afrodisíaco y encandila a las mujeres. ¿Qué adolescente se privaría de tomar un afrodisíaco que volvería loca de amor a su chica? Desde luego, Trevor no y por supuesto tampoco el resto del equipo de fútbol. Una de las situaciones más divertidas fue los resultados de la ingesta del producto.
Por otra parte también se conoce un poco mejor a Trevor; es evidente que ha estado o está enamorado de Raven y aún guarda un pequeño muñeco que le regaló ella cuando eran niños. En esta tercera parte está menos insoportable de lo habitual y al final del libro se produce un gran cambio en la pareja. Quien sabe. ¿Estaremos frente a un triángulo amoroso? ¿Revelará Trevor sus sentimientos e intentaré conquistar a Raven? Sólo los demás libros nos darán la respuesta.
Y como viene siendo habitual la autora siempre nos deja con la miel en los labios. Mientras que en esta tercera parte la preocupación de Raven y Alexander era evitar que Trevor fuera trasformado, ahora han descubierto que el hermano de Raven puede estar en peligro. Valentine, hermano pequeño de Luna y Jagger, está en la ciudad y se ha convertido en el mejor amigo de Bill. ¿Qué ocurrirá?