lunes, 15 de enero de 2018

Reseña: Entre luz y tinieblas

Esta reseña fue publicada en mi antiguo blog el 4 de octubre del 2010

Entre Luz y tienieblas
Laura Whitcomb


Alguien me estaba observando, es una sensación perturbadora cuando estás muerta.
Pese a no sentir el papel entre los dedos, ni oler la tinta, ni saborear la punta de un lápiz, veía y olía el mundo con la misma claridad que los Vivos. Ellos, en cambio, no me veían como una sombra o un vapor flotante. Para los Vivos, era aire vacío.
O eso pensaba…

«La intensamente sensual historia de dos espíritus atrapados en la Tiniebla…»
Publishers Weekly.


Reseña “Spoiler”:Entre luz y tinieblas es una novela juvenil y con toques paranormales obligada en toda estantería de los apisonados de la literatura paranormal, juvenil, romántica, historias de fantasmas, magia e incluso historias de adolescentes y las aventuras en los institutos.
Es una novela fresca, original, emotiva y que a la vez trata temas reales y problemas de adolescentes. La narración es perfecta. La autora tiene una gran capacidad para expresar los sentimientos de los personajes, tanto las alegrías como las penas. Sus personajes son muy reales, ya que no son perfectos.
A diferencia de muchas novelas juveniles, los protagonistas son muy maduros y cuando están juntos, disfrutan de su compañía, son felices y no se lamentan que no puedan estar juntos, sino que viven el momento. Es imposible no encariñarse con James o Helen y durante la novela no dejas de preguntarte qué les sucederá, pues su destino es impredecible ya que ni siquiera son fantasmas, sino algo llamado: Luz.

La historia está narrada desde el punto de vista del “fantasma” femenino que más adelante se descubre su nombre: Helen.
Helen empieza recordando a cada uno de sus anfitriones. Personas a las que está ligada, vela por ellas y a veces, en algunos casos, incluso hace la función de musa. Durante más de 100 años ha velado por personas muy diferentes, de distintos niveles de cultura y forma de vida, hasta que ha encontrado a su actual anfitrión y con el que se siente muy cómoda: el señor Brown.
El señor Brown es profesor, además de escritor. A Helen le apasiona los ratitos que su anfitrión dedica al día a escribir, aunque todo cambia cuando se enamora y se casa. Helen siente celos, pero aun así permanece junto a su señor Brown hasta que llegue el momento de cambiar. Ella piensa que ese momento no está lejos, porque, ¿qué ocurrirá cuando su anfitrión sea padre? Dicen que los niños pueden ver a los fantasmas, y aunque ella no es un fantasma al 100% si es un ente extraño, seguramente visible a ojos de los niños.
Pero hasta que llegue ese momento, sigue velando por él. Sin embargo, un día, todo cambia. Descubre que uno de los alumnos del profesor que se llama Billy, la ve, e incluso puede hablar con ella.
Llevada por la curiosidad inicia una amistad con Billy; éste le confiesa que en realidad es como ella, una Luz, pero que hace poco logró entrarse en el cuerpo de ese joven que estuvo a punto de morir por una sobredosis. Desde entonces vive su vida. Él en realidad se llama James, y desde que poseyó el cuerpo de Billy no recuerda nada de su anterior vida. Pero con Helen se siente a gusto, al fin puede hablar con alguien como él, siente que no está solo y según se van conociendo, más le cuenta James sobre su experiencia de volver a vivir.
Helen desea estar con James, al fin ha encontrado una persona como ella y al final, tras mucho desearlo, se convierte en la Luz de James, pero eso no es suficiente para ambos. Desean estar juntos, tocarse, amarse y piensan en la opción de que Helen posea un cuerpo, tal como hiciera James. Pero la tarea no es tan fácil; algunos cuerpos no están vacíos y otros, aunque lo parecen, en realidad están poseídos por algo malvado. Helen vive una dura experiencia con una de esas extrañas criaturas cuando intenta poseer un cuerpo, le parece mentira que tales entes dominen a las personas, pero aun así no desfallece y la pareja acaba encontrando a una chica del instituto perfecta para el cargo: Jenny.
Helen la posee con gran facilidad, y ambos Luz, ahora poseyendo cuerpos vacíos de almas, pueden tocarse, quererse y estar juntos. Pero, ¿qué ocurrirá si las almas de los cuerpos requieren volver a ellos? ¿Estarán quebrantando alguna norma que desconocen? Su presente se muestra desconocido, aterrador y las vidas que le tocan vivir no son perfectas, ya que son jóvenes llenos de problemas y dominados por el sentimiento de la tristeza.

Entre luz y tinieblas es diferente, tierno y adictivo. No pertenece a ninguna serie, es decir, tiene un principio y un final. Es una historia que no os dejará indiferente y tiene unos personajes increíbles. James es un encanto y hace una pareja estupenda con Helen, quien se muestra misteriosa hasta el final, ya que ella si sabe el motivo de su deambular por nuestro mundo.