sábado, 10 de diciembre de 2016

En contra de las prohibiciones en la cultura

No sabía muy bien como titular esta entrada, así que ahí queda el título. Al principio iba a dejar miopinión en Facebook, pero finalmente he optado por mi blog.

Voy a hablar de un artículo que encontré hace días en contra del K-Pop, es decir la música proveniente de Corea del Sur.

Como bien sabéis aquellos que me conocéis o me seguís desde hace tiempo o me habéis conocido hace poco, soy una gran seguidora de la cultura asiática. Adoro su mitología, sus leyendas y mucho más. Todo ello hace que mi imaginación florezca y cree universos mágicos, llenos de magia y fantasía. Una prueba de ello es Hijos del Dragón, donde mis protagonistas Kun Wang y Xin Wang son de nacionalidad asiática.

Kun y Xin. Protagonistas Hijos del Dragón


Sobre la música en general, no soy una persona con unos hábitos específicos, ni cantantes preferidos. Es cierto que me inclino hacia el pop y el rock, pero no siento predilección por ningún cantante, ni su nacionalidad. En mi lista de música hay de todo un poco: pop español, anglosajón y sí, tengo K-Pop y también J-Pop.

Como a todo el mundo, me gusta la música, pero no estoy al día de las novedades y no sigo las listas de éxitos. La verdad es que me he quedado anclada en los 80 y por lo tanto, poco hay que añadir. Pueden pasar meses y meses sin añadir un nuevo clip a mi lista de música. Por supuesto hace años que conozco el K-Pop y también el J-Pop. Este lo conocí gracias al manga de Nana y su banda sonora me enamoró.

Tengo algunas canciones de K-Pop, especialmente del grupo coreano TVXQ y poco más, soy bastante rara para la música y aunque he escuchado otras canciones de otros grupos, solo tengo un par de canciones más.





Hace unos días leí este artículo en contra del K-Pop y no me gustó. En esta ocasión la víctima ha sido la música, en otro momento podría haber sido la literatura, el cine, etc. El afectado también es la cultura asiática, como podría haber sido otra cualquier otra. Si leéis el artículo se pide luchar contra el K-Pop, el cual, al parecer cada vez tiene más seguidores, especialmente en Europa, donde ha alcanzado una popularidad similar a la de artistas como Miley Cyrus. Y yo me pregunto, ¿qué tiene eso de malo? ¿A todos nos tiene que gustar la misma música, el mismo cine o la misma literatura?

Ya conocéis el dicho, para gustos colores, o, ¿todo tiene que ser sota, caballo, rey? Por supuesto yo apoyo a nuestros artistas, soy escritora, sé lo difícil que es hacerse un hueco en el mundillo, pero no por ello me voy a poner en contra de todo autor internacional que se publique. ¿Me gustaría que los autores españoles tuviéramos el mismo trato que los autores internacionales? Por supuesto que sí, pero ellos vienen precedidos por unas ventas, campañas de publicidad, etc y no se acaba publicando todo de nuestros países vecinos. Y nosotros también contamos con autores que reciben el mismo trato que los autores de best seller. Yo sigo mi camino, librando mis batallas y punto, sin meterme en berenjenales ni luchas contra la literatura extranjera. Sinceramente, me parece una actitud bastante infantil.


Como artista me indigna las prohibiciones, que se ponga barreras a la cultura. Uno de mis libros, En 
otro mundo, ha sido publicado en China y estoy muy orgullosa de ello y sinceramente, no importa el país, pero si en alguno de ellos se escribieran artículos tirando por tierra la labor de los escritores españoles, me molestaría bastante. Una lacra con la que luchamos muchos escritores de literatura fantástica es la eterna batalla por demostrar que podemos escribir historias tan buenas y originales como nuestros compañeros anglosajones y poco a poco muchos están cruzando fronteras y con éxito.



Estoy a favor de la expansión de la cultura, de conocer el cine, la literatura y la música de otros países, porque sin duda, eso nos enriquece. Y para qué negarlo, conocer otras culturas no significa desprestigiar la nuestra propia. Considero sano el querer conocer mejor el mundo en el que vivimos y, ¿se os ocurre una mejor manera de hacerlo que a través de la cultura?

No hay comentarios:

Publicar un comentario